Las Divas de Maquiamelo en el MAC

Liz Taylor

ÁLVARO MEDINA
AICA – COLOMBIA

Esta exposición gira principalmente en torno a la belleza femenina, una fuerza de poderes infinitos que actúa en el plano carnal y sicológico, generando pasiones amorosas. Las mujeres bellas conocen en la juventud el esplendor y luego la inevitable decadencia. El intento de conservar ese esplendor es un anhelo humano que el escultor Maquiamelo ha resuelto haciendo retratos que nos remiten a la tradición de reducir cabezas, practicada por los indios Jíbaros de Ecuador. Las cabezas reducidas se llaman tzantzas en el idioma aborigen y son trofeos rituales que, como un signo de poder individual, los indios portaban como parte de su atuendo en ocasiones especiales. Según los antropólogos que han estudiado el tema, las bocas de las tzantzas se cosían para retener y guardar el espíritu del difunto.

Maquiamelo es un retratista que se ha dedicado, en sus representaciones, a encapsular el talento de algunas de las más bellas divas de Hollywood. Gracias a su imaginación creativa, la vigencia artística de esas actrices se potencia y convierte en un fetiche inolvidable. Porque una vez usted acaricia con los ojos uno sólo de estos retratos, jamás podrá olvidar su grata aunque perturbadora fascinación.

Maquiamelo no es un retratista tradicional. Ha asociado la belleza de rostros femeninos que todos conocemos a una práctica ritual que choca y horroriza. Al mismo tiempo le confiere a cada retratada una trascendencia sobrenatural que estremece, intriga y en últimas convence. Los retratos de Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, Katherine Hepburn, Bette Davis, Judy Garland y María Félix salen de sus manos convertidos en trofeos.

Estamos ante esculturas de pequeñas dimensiones que, gracias a la proyección simbólica derivada de las tzantzas originales, comunican la noble idea de que el espíritu de cada diva ha de permanecer entre los vivos para siempre, no por la magia del cine sino por la magia de un retratista que no se parece a ningún otro retratista. Estamos ante una práctica artística derivada del pensamiento mágico de nuestros más remotos ancestros, ampliando y potenciando lo ya hecho por Picasso, Nolde, Brancusi, Torres García, Tamayo, Pollock y tantos otros maestros de los últimos cien años. La apropiación de Maquiamelo tiene un sólido punto de apoyo en el hecho de que los divos y divas de la antigüedad pagana eran aquellos personajes que, por ser ilustres, recibían los honores de un dios y quedaban situados por encima de las contingencias terrenales, tratamiento privilegiado que el colombiano, con travieso humor, ha resuelto transferirles a algunas de las grandes divas de Hollywood.

La llamada meca del cine ha sabido aceitar los medios de comunicación para que sus grandes actores y actrices sean objetos de un culto que no requiere rituales. Se basa en la admiración y el reconocimiento, expresados en el aplauso y el chismorreo. Si la admiración es una cuestión individual, el reconocimiento es un fenómeno colectivo y presenta dos aspectos disociables: el centrado en el talento artístico y el centrado en la belleza física. Cualquiera sea el elemento que prime, la belleza pesa siempre, un aspecto que Maquiamelo toma para subvertirlo y a la vez exaltarlo. En efecto, al modelar retratos que evocan la técnica de las tzantzas, el escultor logra el parecido que ansía todo retratado y nos revela al mismo tiempo, con ácida ironía, cuan efímera es la belleza, regalándoles a nuestras atónitas miradas una belleza nueva.

La nueva belleza se expresa en facciones yertas pero aún acicaladas, en las que la carnosidad de unos labios hermosos contrasta con una piel marchita y manchada cruzada de arrugas indeseadas. Los ojos han quedado cerrados para siempre y las cabelleras ondulan sin arreglo, ignoradas por los estilistas que las acariciaron. Como las divas seguirán vivas en el cine, en el que aún hablan, ríen, besan, suspiran y a veces lloran, Maquiamelo las retrata a su manera para recordarnos que la muerte es el estado final de la belleza.

La actitud del escultor presenta un sesgo interesante con el retrato de Andy Warhol, el talentoso divo del Pop Art, el pintor que no pintaba nunca y logró el milagro de convertir cada acto de su vida en un objeto de culto. Unos días antes de morir de septicemia por causa de una operación quirúrgica que para su desgracia terminó mal, Warhol le dio a la prensa las fotografías de su torso desnudo y cubierto de la gasa que le cubría la herida que había dejado el escalpelo del cirujano. Gracias al escultor colombiano, la última acción del divo Warhol no ha cesado. Podemos ver su inesperada continuación en la cabeza reducida que lo retrata como un individuo humilde y despojado de toda vanidad, colgada en el muro del Museo de Arte Contemporáneo de un país suramericano.

Maquiamelo le ha sabido oponer, al principio de la imagen encontrada que vemos la totalidad de las obras de Warhol, la imagen rescatada de las tzantzas, pero dotada de una enorme carga conceptual. La escultura encuentra así un nuevo y prometedor camino, vedado a los que viven de la imaginación ajena.

*En Ciudad de Panamá, Fort Lauderdale (Florida), Bari (Italia), Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Buenos Aires y Palm Beach (Florida) ha expuesto los retratos de Ingrid Bergman, Greta Garbo, Marlenen Dietrich, Brigitte Bardot, Zsa Zsa Gabor, Grace Kelly, Ava Gardner y Sofía Loren

Anuncios

Acerca de gutech

En 1986 hice mi primera animación con un Atari y la edité con dos betamax, en 1989 hice mis primeros dibujos vectoriales con CorelDraw; como Artista Plástico pertenezco a la generación de transición entre lo análogo y lo digital. Como Museólogo he buscado aprovechar mis conocimientos para integrarlos en una experiencia digital en los museos. Cada día es un aprendizaje y esto es lo que comparto con mis lectores.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s