A propósito de Playground, entrevista con Raúl Marroquín.

Raul_Marroquín

Raúl Marroquín (1948) es una artista bogotano egresado de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional que ganó en los años 1968 y 1969 el segundo premio del Salón de Arte Joven realizado en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MAC). Comenzó a escribir una parte importante del videoarte en Holanda en 1971 cuando obtuvo una beca para estudiar en la academia Jan Van Eijck de Maastricht, actualmente es un importante referente del tema, reconocido en el ámbito mundial.

En el 2014 fue homenajeado en el marco del Proyecto 100 Colombianos organizado por la Asociación Fusionarte y Marca País, que en su libro homónimo dio rostro a las historias de éxito de compatriotas en el exterior.

Gracias a la invitación que el MAC le hizo para realizar la exposición en diálogo con Klaus Fruchtnis, hemos tenido la oportunidad de conversar:

Alejandro Triana: ¿Cómo resulta un artista colombiano siendo pionero del videoarte en Holanda?

Raúl Marroquín: Yo comencé en Colombia en 1968, estaba interesado en el video pero estaba muy lejos y uno de mis coleccionistas compró una máquina para hacer grabaciones de encuestas, y él me permitió utilizar sus equipos para hacer experimentos de video en su oficina. Luego me gané una beca en Holanda y me fui para allá sin muchas ganas, yo quería quedarme a vivir en Nueva York, tenía una exposición en el Museo de la Unión Panamericana en Washington. Cuando llegué a Holanda en la academia tenía un equipo de video y después entre en contacto con otras instituciones que tenían equipos más complejos, con más cámaras y básicamente esa es la historia.

AT: Tu resultas trabajando en la edición de una periódico que fue muy conocido en Holanda,  cuéntanos un poco acerca del proceso que tuviste con él.

RM: Cuando yo estaba estudiando bachillerato en un colegio en Bosa, había un periódico mural del que fui editor unos años, así que cogí esa rutina, y ya en mi estudio en Holanda cree un periódico mural donde ponía dibujos, fotografías, instantáneas, y comencé a invitar a mis compañeros de la academia a contribuir con pequeñas notas, y en un momento dado decidí imprimirlo en serigrafía.

Después de 3 ediciones en serigrafía lo comenzamos a publicar en offset, con la academia, y de allí en adelante se convirtió en una publicación más o menos trimestral, que duró casi 6 años. Termina porque me retiro de la academia y tengo otras prioridades, y tal vez porque también no vi la importancia que podía tener, era más una actividad de distribución de obra que cualquier otra cosa.

Artistas, poetas y músicos enviaban trabajo por correo, no había fax en esa época, más adelante comenzamos a hacer entrevistas y yo comencé a participar en festivales de video, entonces se podía entrevistar artistas importantes, de video y de performance, y otra gente. Entrevistamos a Pierre Cardin, diseñador de moda, Carolina Princesa de Mónaco, a Cassius Clay, más conocido como Mohamen Ali, lo entrevistó un amigo de él en Ámsterdam, yo no estuve en la entrevista. Lo bueno era que teníamos un equipo de video portátil de la época, era un equipo grande, pesado y una cámara, entonces comenzábamos a grabar las entrevistas en video y eso dio toda una nueva dimensión a la publicación.

AT: Caridad Botella fue tu curadora en la exposición Playground ¿Cómo te conoces con ella?

RM: Me conozco con Caridad hace años en Holanda, ella viene a mi casa con otro artista colombiano muy famoso llamado Francisco Camacho, siendo en ese momento ella directora de la Galería Witzenhausen con sede en Ámsterdam y en Nueva York, y prácticamente a los dos meses que nos conocimos comenzamos a trabajar juntos, a los 6 meses tuve mi primera exposición con esta galería. Allí comenzamos a hacer los Sunday Matinees, un proyecto de performance y acciones retransmitidas en vivo por medios fluyentes.

AT: Posteriormente Caridad viene a vivir a Colombia y se comienzan a hacer los Sunday Matinees desde el MAC, entonces tú participas con transmisiones ¿Cómo es esa experiencia?   

RM: Las primeras transmisiones eran como unos blogs donde se podía incluir video y donde se podía transmitir en directo. Muy rápido la tecnología va cambiando entonces nos vamos incorporando en estas transmisiones. También tengo una emisión televisiva  con programas políticos y económicos desde 1990, llamado la Piedra Angular, que aún se transmite por un canal regional en Ámsterdam. Desde allí se crea una división de medios fluyentes para el programa, pero también comienzo a incorporar estos medios para otro tipo de actividades y en mi trabajo como artista individual.

AT: Aparte de ser una herramienta de trabajo, ¿Cómo concibes la fotografía y el video?

RM: Es una relación muy personal, yo siempre digo que es culpa de mi padre, porque era un gran aficionado a la fotografía y al cine, no solo de ir al cine sino de hacer experimentos y filmaciones familiares con una cámara de película 8 y super 8. Era lo más cercano al cine aficionado, y allí comienza todo. Yo experimentaba con esa cámara de mi padre, entonces se desarrolla una relación personal con esas herramientas. Lo que me interesa es que el video es un medio muy inmediato, tanto en la exposición Playground del MAC como en Kcab/Play/Forward  expuesta en la Galería Christopher Paschall sXXI hay mucho trabajo realizado con fotografía instantánea, con Polaroid, capturar el momento es algo que me interesa muchísimo, ya sea congelado o un movimiento.

AT: Vi que en Playground tenias una serie de tv llamada Superbman, cuéntanos un poco sobre esa serie.

RM: Eso se realizó de 1974 a 1976, en Maastricht la ciudad donde yo estudiaba, había dos academias de arte: la de pregrado y la de maestría, y había una academia de teatro, donde conocí a el actor Titus Maisalar, nos volvimos muy amigos y decidimos hacer un Superbman, que era una serie de 12 episodios, cada uno de 28 minutos. Siempre nos reíamos porque pensábamos que era una serie de tv que nunca estaría en la tv, y estábamos terriblemente equivocados porque 30 años después se presentó en BBC, BBS en USA, una programadora holandesa y el canal 3 de la tv alemana.

Fue un proyecto que se hizo en su momento como performances en museos, entonces era en frente de un público, un poco jugando con la idea de las comedias con público en vivo. Se realizó en museos y en festivales, hacíamos performance de 20 minutos y eso se incorporaba como un episodio de la serie, tomó mucho tiempo montar la serie, aunque el equipo usado era muy sencillo, es mi creación pero me ayudó mucha gente, como en muchos proyectos.

AT: ¿Qué significó la exposición Playground para ti?

RM: 51 años de mi trabajo, desde 1965 hasta 2016, diferentes etapas de mi carrera como artista, el desarrollo de mi trabajo, es la exposición más grande que he tenido en mi vida y mi primer retrospectiva. Es la primera vez que expongo en un museo en Colombia.

AT: La tecnología siempre está presente en tu obra, ¿qué otros conceptos influyen en ella?

RM: Yo dibujo, hago ensamblajes que no tienen que ver con tecnología, muchos de estos ensamblajes tienen elementos tecnológicos pero otros no, se ve muy bien en esta exposición este tipo de elementos.

AT: En Colombia hay artistas que están haciendo videoarte, ¿cómo ves tú el proceso de estos artistas?

RM: Colombia me parece un país muy vibrante, genera cantidades de nuevas propuestas, y eso es algo de los últimos 10 o 15 años, ha cambiado radicalmente, en términos de tecnología de comunicaciones y de experimentación, me parece que el país está muy adelantado, ahora, no tengo conocimiento de cómo eso se lleva a cabo como se realiza, qué posibilidades hay.

Lo que no sé es cómo se mueve, cuáles son las salidas de esas obras, además de ser presentadas en galerías y museos, cómo se maneja a nivel de distribución, cómo se maneja eso a nivel de archivos de ese trabajo, la accesibilidad, no tengo conocimiento, se ven propuestas muy interesantes a nivel de video, instalaciones, la relación performance y video, es muy interesante, artistas como la colombo-venezolana Yolanda Duarte es un ejemplo de esto.

Para conocer más sobre la obra de Raúl Marroquín los invitamos a visitar, hasta el 10 de septiembre, la exposición Kcab/Play/Forward en la Galería Christopher Paschall S XXI y conocer el catálogo de la exposición Playground realizada en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá AQUÍ.

Anuncios

Acerca de gutech

En 1986 hice mi primera animación con un Atari y la edité con dos betamax, en 1989 hice mis primeros dibujos vectoriales con CorelDraw; como Artista Plástico pertenezco a la generación de transición entre lo análogo y lo digital. Como Museólogo he buscado aprovechar mis conocimientos para integrarlos en una experiencia digital en los museos. Cada día es un aprendizaje y esto es lo que comparto con mis lectores.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s